El viaje de mi tía: La vejez y la enfermedad


Espero que este viaje por mi propia experiencia os esté sirviendo para ver que cuando nos rodea la vejez, dependiendo de tu momento vital, se vive de una manera u otra.

Es importante destacar que la vejez no es sinónimo de enfermedad, y muchas personas mayores disfrutan de una buena salud y calidad de vida.

La vejez y la enfermedad son dos aspectos de la vida que pueden estar interconectados, pero no siempre son inevitables ni ocurren al mismo tiempo para todas las personas.

Mi madre iba envejeciendo con esa dignidad que tenían los mayores de antes. No daban guerra, sabían donde estaban sus límites y los aceptaban con resignación. Pasaba los días ayudando en las tareas domésticas, comida, ropa, etc… y en su tiempo libre hacía lo que siempre le había encantado, ganchillo.

Aunque era una persona muy mayor (pasaba ya de los 90 años), había tenido una salud de hierro. No tomaba ninguna pastilla. Su único punto débil, la vista. Hacía muchos años que había perdido visión por las cataratas. Nunca se planteó operarse. Era de esa generación donde no les habían vendido ese “envejecimiento activo”. Ese deterioro formaba parte de la vejez y se aceptaba.

Por tanto, no sentía que mi madre me limitara la vida en cuanto a su salud y su independencia. La podía dejar sola algún sábado para ir a cenar, se podía duchar sola, hacerse la comida, comprar el pan…..

Los límites que me ponía seguían siendo en la manera de ver la vida. Ella era tradicional. Quería que fuera una mujer de mi casa, y yo con ese espíritu revolucionario, quería ser independiente y libre.

Era un buen momento para mí, tanto personal como laboral.

Por todo ello, nunca vi en la vejez un sinónimo de enfermedad. En ese sentido la vida me preparó un camino más fácil.

Pero me faltaba recorrer junto a mi madre una parte de ese camino, la muerte.

En Toda Una Vida utilizamos cookies propias y de terceros para analizar nuestros servicios y mostrar publicidad relacionada con las preferencias de los usuarios en base a sus hábitos de navegación. Puedes aceptar todas las cookies o rechazarlas. Haz clic Aquí para obtener más información.