3 Claves para la vuela a la «normalidad»


Todos necesitamos disfrutar de un tiempo de ocio y diversión, de unas bonitas vacaciones en familia, pero una vez la temporada estival pasa, volvemos a la “normalidad”, a la rutina. Es aquí cuando la asistencia domiciliaria se hace más necesaria. Cuando los días comienzan a hacerse más cortos, cuando tiene lugar un efecto melancólico y de bajada de defensas, cuando el trabajo retoma la mayor parte de estos días. Por eso, la asistencia domiciliaria es la mejor opción para paliar este reto.

Las estrategias de un/a auxiliar de ayuda domiciliaria nos ayudarán en esta etapa de readaptación.

  1. Buscar actividades que a la vez que animen y estimulen a la persona mayor, le ayuden a orientarse en el cambio de estación. Algunas de estas actividades pueden ser:
    • Decorar en épocas señaladas como Navidad, Halloween, cumpleaños…
    • Cocinar y hacer postres. Dado a que vuelve el frío, se pueden elaborar platos calientes haciendo partícipes a las personas mayores y estimulando así su memoria.
    • Realizar actividades físicas. Caminar por el parque, pueblo o ciudad ayuda a mejorar la circulación de nuestros mayores, siempre con la ropa adecuada a cada estación (https://www.instagram.com/p/CZMADNiobD2). En Castellón y provincia somos unos privilegiados a la hora de realizar actividades en el exterior.
  1. Realizar cursos de interés para el mayor le ayudarán a sentirse más autorrealizado y reconocerá un aprendizaje nuevo y motivante. Si se realiza con el/la auxiliar de ayuda a domicilio, le proporcionará mayor seguridad y apoyo.
  2. Respetarles los horarios. Es importante conocer las necesidades y horarios de nuestro mayor. Si tienen costumbres que les resultan placenteras y las tienen programadas a determinadas horas, no debemos romper con ellas siempre y cuando les sean beneficiosas.

Encontrar un/a auxiliar válido para este cometido quizás se convierta en una ardua tarea.

No es fácil conocer todos los aspectos psicológicos que conlleva una asistencia domiciliaria óptima. Para ello, es necesario haber recibido un conocimiento concreto al respecto para poder desarrollar las técnicas adecuadas a cada persona.

En Toda Una Vida apostamos por un personal de calidad y formado con la titulación adecuada, teniendo así unos/as auxiliares profesionales y totalmente preparados/as para el desarrollo de sus funciones. Por eso, con Toda Una Vida, podrás tener la tranquilidad y seguridad que necesitas para dejar a tus mayores y dependientes en las mejores manos.

En Toda Una Vida utilizamos cookies propias y de terceros para analizar nuestros servicios y mostrar publicidad relacionada con las preferencias de los usuarios en base a sus hábitos de navegación. Puedes aceptar todas las cookies o rechazarlas. Haz clic Aquí para obtener más información.