Alzheimer y familia, ¿quién cuida al que cuida?


La enfermedad de Alzheimer es un deterioro cognitivo que limita muchas de las actividades básicas de la vida cotidiana del enfermo, presenta alteraciones en el comportamiento y en las funciones cognitivas.

Actualmente, en nuestro país, en la mayoría de los casos, el peso del cuidado de estos pacientes recae en el núcleo familiar y, más concretamente, en la figura del cuidador principal del paciente de Alzheimer, que suele ser el compañero o compañera o alguno de los familiares directos de la persona enferma.

Recursos para cuidar a una persona que padece Alzheimer

El cuidador no sólo tiene que hacer frente a los síntomas que aparecen con la enfermedad, también debe asumir cambios en la estructura familiar y en sus condiciones laborales y económicas. Son muchas las personas que deben reducir su jornada laboral o incluso dejar su trabajo para atender a su familiar con la consiguiente pérdida de capacidad económica.

Los recursos sociales ya sean públicos o privados son una herramienta de ayuda para las familias y concretamente para los cuidadores. Los Servicios de Ayuda a Domicilio (SAD) pueden resultar un respiro importante para la salud psíquica del cuidador. El papel del auxiliar de Ayuda Domiciliaria no sólo se ciñe al cuidado del enfermo, sino que debe procurar que el tiempo que esté en el domicilio sirva de apoyo, descanso y esparcimiento para el cuidador principal.

En Toda una Vida somos conscientes de la importancia del ámbito familiar en el cuidado de las personas con Alzheimer y entendemos las necesidades de sus cuidadores. Por ello, ponemos a disposición de las familias de Castellón y provincia nuestra experiencia, formación y dedicación en asistencia domiciliaria y acompañamientos hospitalarios para atender a sus familiares. Cuidamos del cuidador, garantizamos su respiro.

Visibilidad social del Alzheimer

Por otro lado, desde el ámbito institucional, organizaciones tanto públicas como privadas trabajan para poner el Alzheimer en las agendas de políticas sanitarias y sociales y defender los intereses y necesidades de todas las personas que de una forma u otra conviven con la enfermedad. A nivel mundial, la Organización Mundial de la Salud estableció la fecha del 21 de septiembre como el Día Mundial del Alzheimer. Una forma de recordarnos que esta dolencia podemos padecerla todos y de concienciarnos como sociedad sobre los estragos que produce no sólo en quien la padece sino en quienes están pendientes de su cuidado y bienestar

En Toda Una Vida utilizamos cookies propias y de terceros para analizar nuestros servicios y mostrar publicidad relacionada con las preferencias de los usuarios en base a sus hábitos de navegación. Puedes aceptar todas las cookies o rechazarlas. Haz clic Aquí para obtener más información.